Casa

Elección de la vivienda

Una casa a la orilla del río o un apartamento en un gran complejo. Cada persona elije según sus gustos, sus ocupaciones y... sus posibilidades

El primer problema que se suele plantear sobre este tema es si ha de elegirse una casa individual o un piso (o apartamento); sin embargo, no siempre es posible hacer la elección de acuerdo con los deseos personales, pues hay una serie de factores externos que vienen a forzar nuestra decisión en un determinado sentido; por ejemplo, en las grandes ciudades la mayor parte de las veces la única solución factible es el piso.

En el campo o en ciudades pequeñas todavía es posible tener una casa, lo cual ofrece sin duda una serie de ventajas muy dignas de tener en cuenta, como puede ser una mayor independencia, jardín para que jueguen los niños, etc., pero también implica una conservación mucho más costosa.

¿Qué criterios hay que tener presentes al elegir una vivienda unifamiliar o un apartamento? Independientemente de la situación geográfica y de las condiciones jurídicas, existen tres puntos básicos a tener en cuenta:

Medios de transporte: deben tenerse cerca o ser fácilmente accesibles la parada de autobús, la estación de ferrocarril o una boca de metro.

La escuela de los niños: si está situada a excesiva distancia puede hacer perder una hora diaria en idas y venidas, aunque de darse esta circunstancia siempre cabe la posibilidad de establecer un turno con las familias vecinas.

Lugares de abastecimiento: en este caso no solo se pierde tiempo en el traslado, sino que, además, como lo que se debe transportar generalmente es pesado, se provoca un cansancio inútil. Las pequeñas compras cotidianas, como el pan, la leche, etc., pueden requerir todo el día.